Dieta cetogénica para bajar de peso

Dieta cetogénica para bajar de peso

Dieta cetogénica para bajar de peso
(Mito o Realidad)

En la actualidad el bajar de peso es un tema de mucho interés, por el cual se está dispuesto a realizar todo tipo de prácticas o dietas milagro sin tomar en cuenta el daño que esto puede causar en la salud y afectar nuestra calidad de vida. En nutrición existe una gran variedad de propuestas dietoterapéuticas, en este caso hablaremos de las dietas cetogénicas.

Primeramente, partiremos de la definición de una dieta cetogénica, la cual es aquella en la que la cantidad de carbohidratos se encuentra reducida y dicha ingesta pudiera ser inferior a 50 – 60 g/día, las proteínas entre 20 – 40% del total de la energía y los lípidos del 35 – 70% del total de la energía.

Las características principales del tratamiento con dieta cetogénica son la producción de cuerpos cetónicos (principalmente β-hidroxibutirato, acetoacetato y acetona), los cuales son productos de la oxidación de ácidos grasos en el hígado y la reducción de los niveles de glucosa en la sangre. Los cuerpos cetónicos proporcionan un sustrato alternativo a la glucosa para la obtención de la energía, y en el cerebro en desarrollo también constituyen elementos esenciales para la biosíntesis de las membranas celulares y lípidos.

Por otra parte, las dietas cetogénicas han mostrado beneficios cardiovasculares y en el metabolismo de los glúcidos, ya que promueven un perfil lipídico poco aterogénico, una disminución de la presión arterial y una menor resistencia a la insulina. Se ha sugerido también que estas dietas podrían tener efectos anticancerígenos, además de otros atributos benéficos sobre el metabolismo aeróbico y el sistema nervioso central a nivel de comunicación interneuronal; mientras que a la par se mantiene la controversia sobre los efectos adversos en especial los relacionados con las funciones hepática y renal (Guisado, 2008, págs. 223-229).

Desventajas de las dietas cetogénicas:

  • Muy bajo aporte de vitaminas y minerales, el cual no cubre los requerimientos de las personas, esto es debido al bajo contenido de frutas y verduras.
  • Muy bajo aporte de fibra dietética, lo cual puede provocar episodios de estreñimiento.
  • Además de esto, en el artículo de Rodríguez (2006), se mencionan otros efectos adversos de las dietas cetogénicas, como son diarrea, calambres, halitosis (conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca, por la aumentada producción de cuerpos cetónicos) y astenia (debilidad o fatiga general por la reducción de carbohidratos).
  • Su seguimiento y adherencia a este tipo de dieta, no es más fácil y requiere tener cierta preparación y conocimiento sobre la composición de los alimentos para no ingerir más carbohidratos de los que se tiene permitidos.
  • Además, no todas las personas pueden utilizar este tipo de dietas, ya que aquellas que tienen enfermedades cardíacas o del hígado tienen mayores riesgos al seguiruna dieta cetogénica, por el alto contenido de grasas que puede comprometer el funcionamiento del corazón, y cuando hay una patología del hígado, por su imposibilidad para metabolizarlas y para llevar a cabo la gluconeogénesis.
  • Por otra parte, en algunos estudios se observó un deterioro en la cognición con el uso de las dietas cetogénicas, especialmente en los siguientes parámetros: poder de atención, velocidad de la memoria, procesamiento de la información visual rápida y procesamiento de la información.

Como podemos analizar, los estudios muestran más desventajas que ventajas en el tratamiento con dietas cetogénicas y además de esto, en comparación con las dietas no cetogénicas, el impacto en la pérdida de peso no es significativamente mayor.

En conclusión, no es la mejor alternativa para la pérdida de peso por las desventajas que revisamos, se recomienda acudir con un profesional en el ámbito de la nutrición y él será quien determinará cuál es el mejor tratamiento dietoterapéutico en base a las necesidades nutricionales, condiciones y estado de salud del paciente.

Referencia:

Covarrubias Gutiérrez, A. G. (2013). Dietas cetogénicas en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad. Nutrición clínica y dietética hospitalaria, 14. Obtenido de http://revista.nutricion.org

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Call Now Button